Los felinos silvestres del departamento de Caldas, en la región andina de Colombia: composición, distribución y conservación


Por:  Sergio Escobar Lasso, Juliana Cerón Cardona, John Harold Castaño Salazar, Leonardo Mendieta Giraldo y Oscar Ospina-Herrera.

Publicado en  THERYA Vol.5       Leer texto aqui


Strategies employed by three Neotropical frogs (Amphibia: Anura) to avoid predation



Por:  Sergio Escobar-Lasso y  Gustavo A. González-Duran
Publicado en:  Herpetology Notes, volume 5 (published online on 21 April 2012)

Leer texto aqui
Despojo de los territorios Hídricos

Inspirado en una defensora del  Caucayacu que se haya desaparecida desde el 17 febrero del 2011




Ríos Vivos Informa. Marzo 24 de 2012
Boletín No. 12.


Instamos a una moratoria de proyectos mineros y de represas en Colombia



FORO CONVOCADO POR ASOQUIMBO RATIFICA RESISTENCIA Y DESOBEDIENCIA CIVIL POR
LA LIBERACIÓN Y DEFENSA DE LA MADRE TIERRA












El 24 de marzo se desarrolló el Foro El Quimbo: ¿Locomotora de Desarrollo o Pérdida de Soberanía Hídrica y Agroalimentaria? convocado por Asoquimbo con la presencia de representantes de los afectados por el megaproyecto de Emgesa Enel, las comunidades indígenas, Organizaciones Sociales, ONG ambientalistas y de Derechos Humanos y Pastoral Social.

El Foro fue instalado por el presidente de la Asamblea, Sergio Younes quien destacó la importancia del diálogo con la sociedad civil y la participación de las comunidades en la defensa del medio ambiente y sus proyectos de vida. Además, contó con la intervención de la Doctora, CECILIA QUIMBAYO, Gerente Departamental de la Contraloría General de la república quien informó que avanza la “indagación preliminar” contra el Ministerio de Ambiente, la CAM
y el INVIAS, por supuestas irregularidades en el otorgamiento de la licencia ambiental al P.H. El Quimbo y "dada la gravedad de las situaciones acontecidas que ponen en riesgo los recursos del Estado y la vida e integridad de los ciudadanos del sector". Advirtió que se está elaborando el Informe sobre las visitas de verificación realizadas en el Quimbo relacionadas con el censo elaborado por Emgesa debido a los reclamos de poblaciones que se consideran afectadas pero que no fueron incluidas en el mencionado censo.

Los participantes, ratificaron la resistencia y desobediencia civil contra el ecocida Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, por la Defensa de la Madre Tierra, la Soberanía Hídrica, Minero Energética y Agroalimentaria, el Autogobierno de las Comunidades en sus territorios, el impulso a la construcción de Reservas Campesinas Agroalimentarias, como la propuesta para la zona de El Quimbo y un Estatuto Ambiental que ponga fin a la destrucción de nuestros ecosistemas y tejidos sociales por la concesión y licenciamiento de Proyectos por los Ministerios de Minas y Medio Ambiente a corporaciones transnacionales y nacionales que sólo les interesa la rentabilidad económica.

Se acordó constituir una Comisión integrada por Asoquimbo y representantes de la Asamblea del Huila con el propósito de exponer directamente ante los Organismos de Control y el Alcalde de Bogotá los argumentos de los afectados para contribuir con las investigaciones abiertas por los mismos y la Auditoria Especial al P.H. El Quimbo y la urgencia y pertinencia de convocar a una Audiencia Pública Ambiental y la suspensión cautelar de todas las obras y la licencia ambiental al Proyecto Hidroeléctrico hasta tanto se cuente con estudios y evaluaciones de fondo y con rigor científico relacionados con el Diagnóstico Ambiental de Alternativas (Ley 99 de 1993), la valoración de los atributos y servicios ambientales, la destrucción de las cadenas productivas y la seguridad alimentaria, el valor arqueológico del área afectada, riesgo sísmico y las evidencias sobre la responsabilidad de Emgesa en la destrucción del puente El Paso del Colegio.  

Representantes de las comunidades afectadas por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo informaron que rechazaron la invitación formulada por la Gobernadora del Huila y Alcaldes Municipales de la Zona de El Quimbo para asistir a una supuesta “mesa de concertación con las comunidades” convocada por la Gobernadora Cielo González y el Ministro de Ambiente quienes apoyaron el reciente desalojo violento de los afectados ordenada por el Ministerio del Interior y desconocieron a su legítima organización Asoquimbo.

Asoquimbo ratifica que no participará de ninguna supuesta “concertación con Emgesa” cuando es un hecho que su único interés ha sido cumplir con el cronograma de obras para la generación de Energía en el 2014 (el negocio) y no existe ninguna posibilidad de cumplir con los compromisos sociales y ambientales establecidos en la Licencia, tal como se deriva del Informe presentado a la Junta Directiva de la Empresa de Energía de Bogotá por la Comisión creada por el Alcalde Gustavo Petro que realizó recientemente visita de verificación a la Zona de El Quimbo.

El Gobierno de Santos justificó el reciente desalojo violento de los afectados bajo el
supuesto de que no permitirá la obstrucción de generación de “energía limpia y
necesaria” para garantizar la “seguridad energética del país en el futuro”, cuando no es un secreto que la hidroeléctrica se subastó con la exclusiva función de producir energía para exportación. Esto es corroborado por un Informe, de mayo de 2011, del Banco de Iniciativas para el Desarrollo de Antioquia, según el cual, Colombia ya produce una sobreinstalación de potencia eléctrica de 4761 megavatios.  

Además, las investigaciones demuestran que las hidroeléctricas no contribuyen a la erradicación de la pobreza; producen desplazamiento involuntario de ciento de miles de personas afectando a las poblaciones ya establecidas en las áreas de reasentamiento; se restringe el acceso al agua, la tierra y los recursos bióticos; se interrumpe la pesca artesanal y la agricultura tradicional de los terrenos aluviales, a causa de los cambios en el caudal y la reducción en el asentamiento de los linos; aumentan la vulnerabilidad al cambio climático; causan grandes impactos sociales y ecológicos negativos; producen pérdida de tierras del valle, generalmente las más fértiles; emiten cantidades significativas de gases de invernadero; provocan sismos inducidos; el costo socioeconómico, ambiental y cultural no compensa los beneficios para la sociedad; resultan no ser renovables debido al problema de la sedimentación; producen cambios dramáticos en el flujo, la calidad, cantidad y uso del agua, los organismos bióticos y la sedimentación de la cuenca del río; y por lo general desconocen la normatividad ambiental y de procedimientos legales en el proceso de licitación, en particular, la participación de los afectados. En síntesis, no son Mecanismos de Desarrollo Limpio.   

El Señor Pearl constató lo que siempre ha denunciado Asoquimbo: la omisión de las
responsabilidades del Ministerio de Ambiente de hacer seguimiento y control permanente del Proyecto El Quimbo desde la adjudicación de la licencia. Pearl sostuvo en la reunión realizada el 24 de marzo con representantes de “la institucionalidad” (gobernadora, parlamentarios huilenses, alcaldes) después del irreversible desastre ambiental y social causado por la construcción de obras que "se requiere de un convenio en el cual se financia el equipo técnico para un acompañamiento permanente y un seguimiento en conjunto con la corporación " (CAM).

Miembros de la “Institucionalidad” asistieron a la reunión con el Ministro de Ambiente y Emgesa a reclamar nuevas migajas económicas a la empresa debido a que las compensaciones pactadas en la fallida “mesa de concertación” impulsada por el presidente Uribe “no fueron justas” y ya se la gastaron y “no saben en qué”. Pero salieron decepcionados porque el dueño del negocio, el gerente Lucio, les advirtió que "no se le puede pedir a la empresa que modifique el proyecto, pues las compensaciones iniciales que están en la licencia hicieron parte de un acuerdo".

El Ministro de Ambiente quien estigmatizó y promovió la judicialización de las comunidades afectadas, que ahora se negaron por dignidad a participar en la reunión calificada de legítima por la gobernadora quizás por la presencia mayoritaria de los áulicos del proyecto, las convoca para que "en la próxima reunión, quienes intervengan de primero deben ser las comunidades para oír y entender sus preocupaciones". 
Luego, ¿no ha reiterado que Emgesa viene cumpliendo con los compromisos y ha desconocido los argumentos de su organización legítima y legal Asoquimbo y negado sistemáticamente la convocatoria a la Audiencia Pública Ambiental?

Asoquimbo se pregunta si los organismos de control tienen el poder necesario para
decidir a favor de las demandas de los afectados en defensa del derecho colectivo al medio ambiente sano y de su patrimonio vulnerado por las transnacionales. Mientras tanto, el río Magdalena continua su curso en desobediencia natural, aliado con el Movimiento por la Liberación y Defensa de la Madre Tierra y el Movimiento Colombiano por la Defensa de los Territorios y Afectados por represas ¡Rios Vivos! preparando la Batalla de Matambo, expresión del fortalecimiento de la Resistencia Civil, con la solidaridad de ciudadanas y ciudadanos del mundo, convencidos de la necesidad de construir otra política minero-energética-agroalimentaria autónoma y soberana para la región y el país que armonice con la Pacha Mama, con el Buen Vivir.
!RIOS PARA LA VIDA NO PARA LA MUERTE!

MILLER ARMÍN DUSSÁN CALDERÓN
C.C. 19117627
Profesor Investigador Universidad Surcolombiana
Miembro de Asoquimbo

Celebremos el 22 de marzo día mundial del agua apoyando la campaña…


PRIMER ENCUENTRO NACIONAL

XV Día de Acción Internacional contra represas y por los ríos, por el agua y por la vida Medellín  12,13,14 de marzo del 2012



Con movilizaciones y plantones en diversas ciudades de Colombia se conmemoró el XV Día de Acción Internacional contra las represas y por los ríos, por el agua y por la vida.
En Medellín, alrededor de 800 personas, entre ellas, 120 provenientes de ocho regiones del país, que participaron en el Primer Encuentro Nacional del Movimiento colombiano en Defensa de los Territorios y afectados por represas “Ríos Vivos”, realizado en el municipio de Girardota entre el 12 y 13 de marzo, se encontraron en el Parque de las Luces en un plantón cultural para denunciar los conflictos e impactos que la construcción de represas y la privatización de las aguas generan sobre la vida de los pueblos y los territorios.
La solidaridad con las comunidades afectadas se expresó a través de danzas, música, poesía, arte urbano, cuento y teatro; además, el folclor de las regiones se hizo presente con la participación del grupo Remolinos del Ovejas del Cauca y los trovadores del Norte de Antioquia; por otra parte, los mineros artesanales del cauca mostraron al público como se extrae el oro sin el uso de químicos ni grandes maquinarias y explicaron por qué esta actividad es parte de su cultura y opción ancestral de sobrevivencia.
Al medio día, una nutrida marcha partió desde el Parque de las Luces atravesando la calle Carabobo y el parque Botero hasta la Universidad Nacional de Colombia. En la marcha se hicieron presentes mineros artesanales, negros, campesinos, ambientalistas, docentes, pescadores, concejales municipales, amas de casa y estudiantes, los cuales amenizaron el recorrido con música y muestras culturales de las regiones, conversaron con los transeúntes sobre la verdad de las represas: estas no generan energía limpia, agudizan el calentamiento global, son nocivas para la sociedad y el ambiente, siempre se promueven con las mismas promesas que no cumplen, rompen la dinámica económica de las regiones, priorizan el lucro antes que las demandas sociales y han generado, en el mundo, más desplazados que la guerra.
A las dos de la tarde, se instaló el Foro "Agua, minería y Energía: gobierno, academia y comunidades al Debate!", evento convocado por el Movimiento Ríos Vivos, el Comité Departamental en Defensa del Agua y de la Vida, el Cinturón Occidental Ambiental, el Grupo de Investigación en Economía y Medio Ambiente - GEYMA de la UNALMED y Kavilando y GIDPAD de la Universidad San Buenaventura.
Academia y Movimientos entablaron junto con el nutrido público que llenó el auditorio Gerardo Molina, un debate en torno a la necesidad de transformar la matriz energética en el marco de un nuevo paradigma de desarrollo. No obstante, como era de esperar, ni el Gobernador Sergio Fajardo ni el Ministro de Ambiente acudieron al Foro, evidenciando el poco interés de diálogo de las autoridades gubernamentales.
En Neiva, capital del Huila, las comunidades rindieron un homenaje al Yuma (Río Magdalena), que por tercera vez volvió a su curso natural, mostrando los riesgos que trae la Represa El Quimbo ante los
desórdenes climáticos de los cuales somos víctimas millones de colombian@s. Este acto lleno de mística se llevó a cabo con la presencia de más de un centenar de personas en las riberas del río en el sector de El Malecón en Neiva.
En Ituango desde el 14 de marzo se adelantan diversas actividades culturales, entre las que se resaltan un concurso de cuentos con la participación de jóvenes y niños, una exposición fotográfica del territorio y video conferencias sobre conflictos sociales y ambientales.
En Bogotá, estudiantes y activistas partieron desde diversos puntos de la ciudad hacia el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible donde expresaron su rechazo a la construcción de hidroeléctricas en el país, y en especial, a la construcción del proyecto Hidroeléctrico El Quimbo. El trabajo riguroso y persistente de Asoquimbo ha logrado evidenciar los múltiples intereses económicos y políticos detrás de la construcción de las hidroeléctricas.

video



Declaración pública


El Movimiento Colombiano en Defensa de los Territorios y de los Afectados por Represas “Ríos Vivos”, constituido en abril de 2011 es una organización compuesta por los procesos que defienden su territorio frente a la imposición de proyectos minero – energéticos que afectan los territorios tradicionales. Entre el 12 y 13 de marzo se celebró el Primer Encuentro Nacional en el municipio antioqueño de Girardota, para compartir experiencias y construir estrategias de trabajo. De este evento se desprende la siguiente declaración pública:
Ciento veinte participantes entre mujeres y hombres, pescadores y campesinos, mestizos y mineros ancestrales afrocolombianos e indígenas, gentes de los ríos Yuma (Magdalena), Cauca, Sogamoso, Anchicayá, Salvajina, Guarinó, Sumapaz, Guatapé, Cocorná, como un solo torrente nos abrazamos con el fin de compartir nuestros caminos.
Luego de dos días de debates, llegamos a las siguientes conclusiones:
 Mientras que los pueblos ancestrales construyeron sus culturas de cara a los ríos y humedales, más de 500 años de intervención de la cultura occidental ha hecho que desaparezcan anualmente en el país decenas de afluentes hídricos y que los centros poblados los conviertan en sus cloacas, ante la incapacidad de una cosmovisión que les valoré por su dimensión ambiental, cultural, y espiritual.
 Mientras que los ríos nos han dado la vida y los pueblos hemos construido nuestras culturas basados en el reconocimiento de sus dinámicas, el modelo de desarrollo hegemónico impuesto ha contaminado, canalizado represado, nuestros ríos destruyendo gran parte de la riqueza que nos proveen.
 Mientras que los ríos sustentan la vida y nuestras actividades pesqueras y agrícolas han garantizado alimento y sustento a millones de colombianos y proporcionan trabajo a miles de mineros ancestrales, la locomotora minero - energética fundamentada en el extractivismo canaliza, represa, mercantiliza, privatiza y secuestra sus aguas, en detrimento del significado que tienen como bienes comunes y en favor de unos grupos reducidos de personas, de origen nacional e internacional, con intereses económicos.
 Mientras que los ríos fertilizan los valles, nutren cultivos y permiten que la vida se reproduzca, ganaderos extensivos y latifundistas destruyen las selvas aluviales protectoras y las secuestran con sus cercos de alambres, o los urbanizadores privados construyen proyectos urbanísticos sobre sus rondas.
 Mientras que nuestros pueblos se han recreado en las aguas y han sabido disfrutar los contornos y paisajes que ofrecen los ríos, el gobierno nacional sólo ve en ello cifras, pesos y proyectos para enriquecer a pequeños grupos de esta sociedad.
 Mientras que nosotras mujeres recreamos la vida en torno a los territorios, los proyectos minero energéticos hacen que nuestras vidas se transformen radicalmente y seamos nosotras las más vulnerables frente a las amenazas que se ciernen sobre el territorio.
 Mientras que nosotros y nosotras defendemos nuestro territorio con acciones pacíficas e instrumentos jurídicos y constitucionales, el gobierno nos estigmatiza, nos persigue, nos criminaliza y utiliza estrategias militares para controlar de forma ilegítima los territorios.
 Mientras construimos territorios de paz para preservar la vida; con los proyectos minero – energéticos avanza la violencia, el desplazamiento, el despojo y se incrementa las violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario y las comunidades víctimas del desarrollo, quedan en el centro de las disputas territoriales y el conflicto.
Por lo anterior, decimos que:
 Continuaremos impulsando de manera permanente nuestro Panel Nacional Itinerante sobre Política Minero - Energética para construir de cara al país una propuesta de soberanía energética e hídrica que parta del reconocimiento de los saberes ancestrales y de las particularidades de los territorios que además esté en función preservar la vida y satisfacer las necesidades del pueblo colombiano.
 Trabajaremos en cada uno de nuestros territorios, de manera articulada con nuestro Movimiento Ríos Vivos y con otros procesos sociales para denunciar y transformar la política minero - energética gubernamental, que amenaza con destruir las riquezas naturales y culturales de nuestros territorios y nuestro país.
 Apoyaremos el paro nacional minero - energético que viene impulsando diversas organizaciones sociales nacionales y nos sumamos a la agenda de movilización social que se promueve desde los diferentes espacios de articulación social.
 Continuaremos fortaleciendo nuestro Movimiento Ríos Vivos sobre la base de entender que en su fortaleza está la posibilidad de defensa de los territorios y nuestras formas de vida.
 Mantendremos el apoyo de las diversas luchas territoriales, entre ellas, las que se oponen a la construcción de los proyectos hidroeléctricos de El Quimbo, Hidrosogamoso, Sumapaz e Ituango; las de los pobladores de Anchicayá, Salvajina, Urrá y Guarinó por el cumplimiento de los acuerdos de ley pactados entre comunidades afectadas y empresas durante la construcción y manejo de estos proyectos; las que pugnan por el desmantelamiento de la represa Urrá y por la no construcción del Proyecto Sinú (Urrá II) y Miel II en el oriente de Caldas.
 Expresamos nuestra solidaridad con las comunidades afectadas por los proyectos de represas e hidroeléctricas en el Oriente Antioqueño, la Sierra Nevada.
 Expresamos nuestra preocupación por la proliferación de proyectos hidroeléctricos de mediana y pequeña escala que destruyen la dinámica natural de los ríos y amenaza formas de vida tradicionales y que no responden a las necesidades de las comunidades locales.
 Condenamos las acciones violentas de desalojo por parte del Estado a los afectados por los proyectos minero – energéticos así como la estigmatización y la criminalización de la protesta social.
 Nos unimos al rechazo mundial de que las represas no son energía limpia y no deben ser incluidas como mecanismos de desarrollo limpio (MDL).
 Nos uniremos a las iniciativas populares que se desarrollarán en el marco de la Cumbre de los Pueblos por la Justicia Ambiental y en Defensa de los Bienes Comunes, Rio + 20 que se desarrollará entre el 20 y 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro.
 Participaremos activamente en la preparación del V encuentro de la Red Latinoamericana de Afectados por Represas, Redlar que se realizará el próximo año en Perú.
Nosotros y nosotras, herederas de saberes ancestrales de pueblos de agua y anfibios, fluimos serpenteando como los ríos y nos encontramos para intercambiar nuestras inconmensurables experiencias en la interacción con las aguas y la energía, en la defensa del territorio y en la construcción de propuestas de vida alternativas.
Llegamos cargados de historias, leyendas, semillas, saberes, poesía, música y tradiciones, para compartir nuestras preocupaciones y nuestras esperanzas y nos fuimos plenos, alegres, unidos, fortalecidos y organizados para continuar defendiendo nuestra biodiversidad, territorio y cultura. Por eso, con profunda sabiduría llevamos en nuestro corazón estos lemas:

¡Ríos para la vida, no para la muerte!
¡Ríos libres, pueblos vivos!
La vida no se represa, ni un río más para las hidroeléctricas